Origen e Historia

Desarrollada en esta región francesa, a principios del siglo XIX, a partir del cruzamiento entre la raza Landrance y sementales ingleses de la raza Leicester (Dishley), para mejorar las aptitudes carniceras de la primera. En la actualidad ha adquirido un gran desarrollo por sus cualidades maternales, alta prolificidad, buena capacidad lechera, al tiempo que produce corderos con buenos crecimientos y canales de buena conformación.

Aunque es una raza de muy buena precocidad sexual, mantiene una acusada estacionalidad, alcanzando sus máximos índices productivos en las cubriciones de otoño, con prolificidades que alcanzan los 150-170%, siendo frecuentes los partos triples. Buenas madres, las hembras alcanzan pesos de 70-80 Kg., y 135-150 Kg.los machos adultos.

De buena capacidad de adaptación a muy distintas latitudes, se explota tanto en sistemas de pastoreo intensivo como en semiestabulación, produciendo corderos con buenos crecimientos y canales de muy buena conformación sin demasiados depósitos grasos.

Características

Animales potentes, de gran tamaño, macizos, con el vellón muy circunscrito a las regiones corporales, de mechas cortas y peso en torno a los 3 Kg. y fibras de unas 28-30 micras.

La cabeza está desprovista de lana y a menudo de pelo; presentando una pigmentación rosa o gris que a veces tiene pequeños puntos negros.

La frente es amplia y órbitas separadas. Las orejas son finas, largas y móviles, del mismo color que la cabeza. Morro ancho y labios gruesos y mucosas de color rosado.

El tronco es largo y arqueado, dorso recto y musculoso, espaldas bien unidas al tronco. El pecho es amplio y profundo.
Grupas amplias, largas muy musculadas, piernas ampulosas y bien descendidas.

Extremidades desprovistas de lana, bastante cortas, pigmentadas, pero nunca muy oscuras. Buenos aplomos.

Cerrar menú